miércoles, 5 de febrero de 2014

¿Te animas a ir a la cancha?









De un lado esta Barracas y la villa Zabaleta, ciudad de Buenos Aires. Del otro Valentín Alsina, partido de Lanús, provincia de Buenos Aires. Aunque la llaman "la isla", y se parece, no es una isla. Es un recodo del Riachuelo -que divide ambas jurisdicciones- una especie de península, con solo dos accesos: un puente de ferrocarril oxidado que lo atraviesa desde la Capital y sino la calle Coronel Molinedo, localidad de Piñeyro, entre Lanús y Avellaneda, en medio de fábricas abandonadas que asemejan Chernobyl y barrios muy pobres o villas-miseria. Una rareza es que aunque está del lado de la provincia pertenece técnicamente a Capital (Comuna 4). Las fotos son elocuentes.

Esa cancha de futbol es el estadio "Saturnino Moure", propiedad del Club Atlético Victoriano Arenas (C.A.V.A.), fundado en 1928. Primera D de la A.F.A. Actualmente, anda por la mitad de la tabla de posiciones.

Dicen que es el estadio más insólito del fútbol argentino, que cuando patean demasiado fuerte por arriba la pelota se va al Riachuelo y los pibes las empujan con ramas o palos a la orilla para afanarlas. Que tienen muchos hinchas en Valentín Alsina y la capacidad de la cancha da para 1500 pero solo van unos doscientos. Según el oficialismo no hay inseguridad en nuestras calles pero ese sería uno de los motivos de la escasa convocatoria (*)

Algunos sostienen que Roberto Sánchez (a) Sandro era hincha de C.A.V.A. (así como otros dicen que era de Banfield) pero, en realidad, era de Huracán. Tienen camiseta celeste y blanca como la selección argentina. Hace unos pocos años firmaron un convenio de cooperación deportiva con el club Lanús, con proyectos inmobiliarios de venta y de mudanza a un lugar más seguro. 

¿Te animarías a ir un sábado de estos? Horanosaurus.

Fuentes:

http://laisladelcava.es.tl/HOME.htm
http://revistaascenso.com.ar/Nota/1497/-Victoriano-Arenas-vende-lotes/
http://es.wikipedia.org/wiki/Club_Atl%C3%A9tico_Victoriano_Arenas

(*) el autodenominado gobierno 'popular y nacional' (ni nacional ni popular--solo populista) acusa a los medios de prensa críticos que no responden a su desopilante libreto de exagerar el tema de la inseguridad en nuestras calles. Eso incluye al diario Clarín, antiguo socio de negocios del extinto ex presidente Néstor Kirchner y luego expulsado de su 'capitalismo de amigos'. Al brutal aumento de robos y asesinatos en la ciudad de Buenos Aires y alrededores, lo minimizan los funcionarios responsables, echándole la culpa a la crispación de los propios ciudadanos a los que deben cuidar. A eso le llama 'sensación de inseguridad'

Con la excusa del control de la violencia en el fútbol que provocan las barras bravas, los gobernantes con su ineptitud hacen cada vez más difícil que el ciudadano común vaya a la cancha y arriesgue su vida y la de su familia. La policía te revisa tres veces antes de ingresar pero luego los violentos aparecen adentro con armas y pirotecnia y hacen lo que quieren.

BONUS TRACK 1

Pasados unos meses me topé con la siguiente nota gráfica de "Cancha llena", el suplemento deportivo de lanacion.com, sobre estadios insólitos en el mundo. No creo que puedan empardar la adrenalina que puede aportar ver un partido en el Saturnino Moure del C.A.V.A. pero vale la pena pegarles una mirada. Después, otra mejor sobre las canchas de Buenos Aires y la cultura del papi-fútbol porteño. Horanosaurus.

Una recorrida por los escenarios más llamativos donde rueda una pelota. Cancha llena. lanacion.com 21/04/14.


La capital y sus alrededores tienen 36 estadios para más de 10.000 espectadores. Por Alejandro Rebossio | canchallena.com 18/08/15.

No hay quizás una ciudad en el mundo en la que se vea y se juegue tanto al fútbol como en Buenos Aires. La metrópolis, que con 13 millones de habitantes es la tercera más poblada de Latioamérica, es la que tiene más estadios con capacidad para más de 10.000 espectadores, unos 36. Muchos porteños -los habitantes de la ciudad autónoma de Buenos Aires- y bonaerenses suelen jugar por lo menos una vez por semana al fútbol amateur, en ligas o en partidos con amigos que acaban con cenas de pizza o asado, ya sean habilidosos o torpes jugadores, jóvenes o veteranos de hasta 70 años.

Alejandro Dolina, que en sus “Crónicas del ángel gris” elabora sus 'Apuntes de fútbol en Flores', barrio porteño de su inspiración, sigue jugando todos los martes a sus 71 años con veinteañeros y treintañeros. "Es raro el que no tiene la costumbre de jugar al fútbol. En cambio, en mis frecuentes viajes a presentaciones en Madrid o Barcelona me es muy difícil armar un partidito. Claro que lo que pasa en Argentina no garantiza el buen fútbol: hoy no se está jugando muy bien. Pero en España se empezó a jugar un fútbol que no se jugaba antes, con las combinaciones más ingeniosas", elogia Dolina, que lleva el análisis al deporte profesional.

"Argentina está entre los cinco mejores equipos del mundo, pero sus estadios no están en paralelo con esa calidad. Son mediocres, incómodos, malos, antiestéticos, sucios, inseguros", critica Dolina. Entre los 36 campos de Buenos Aires y su periferia están los más grandes, el de River Plate (61.688 espectadores) y Racing de Avellaneda (51.389), seis de entre 40.000 y 50.000, otra media docena de entre 30.000 y 40.000, ocho de entre 20.000 y 30.000 y otros 14 de entre 10.000 y 20.000, como los más pequeños de Merlo, de tercera división, o San Miguel, de cuarta. La metrópolis argentina supera en estadios de fútbol con esta capacidad a San Pablo (15), Londres (12), Río de Janeiro (nueve) o Madrid (cinco).

"Buenos Aires es una de las tres ciudades con más estadios de fútbol de cualquier tamaño, junto con Londres y Montevideo, y una de las explicaciones posibles es que aquí se mantuvo la tradición británica de que cada club tuviera su estadio", comenta Julio Frydenberg, profesor de la Universidad de Buenos Aires y autor de Historia social del fútbol. "En otros países todos los equipos de una ciudad juegan en el estadio municipal. Aquí hubo mucha lucha de los clubes por conseguir su terreno y construir las tribunas, con ayuda de los vecinos y de mecenas", añade el historiador.

Frydenberg recuerda que en las primeras décadas del siglo XX, mientras se estructuraban los clubes de fútbol de Argentina, "era casi obligatorio que todos lo varones jugaran en el ejércirto, en la parroquia, en el sindicato, en las empresas, los colegios o las compañías de teatro". En las décadas de los cuarenta y cincuenta se sumó la "obligación de ir a la cancha". Pero ambas tradiciones, aunque continúan, dejaron de suponer una imposición social. "Hoy quedan los vestigios", observa el catedrático.

Pero esos vestigios siguen impresionando a los ojos de un extranjero como el periodista alemán Christian Thiele, autor de Gebrauchsanweisung für Argentinien (Instrucciones para Argentina) y que dedica un capítulo al "fútbol de los lunes" que con sus amigos porteños jugaba por la noche cuando vivía en Buenos Aires. "El hombre argentino no necesita muchas cosas para vivir, pero sí algunas: mujeres bellas, una vaca muerta entre los dientes y su fútbol de la noche", señala Thiele, que se asombra por los "cientos de canchas para alquilar" que ofrece Buenos Aires y por lo "complicado y discutido" que es jugar con argentinos. Solo en la capital, donde viven 2,7 millones, están habilitados 412 campos de fútbol de cinco a 11 jugadores, de alquiler o en clubes y parques, sin contar los estadios. Thiele recuerda que acababa de jugar a las 23.30, se juntaban los pesos para pagar la cancha, se duchaban y marchaban a cenar en una parrilla. "La semana empezó bien", sentenciaba Thiele. © El País, SL.


BONUS TRACK 2

Ahora, como siempre nuestros dirigentes llegan tarde, la AFA se da cuenta que un club tiene un campo de juego torcido y antirreglamentario. Somos un país increíble. Horanosaurus. 




El club de la Primera D tuvo que iniciar la remodelación para volver a jugar como local; publicaron imágenes de cómo avanza la obra en San Justo. La Nación 03/10/16.





El presidente del club dio detalles históricos de "la cancha torcida"; las obras para la remodelación ya están en marcha. La Nación 03/10/16. Por Juan Ignacio Provéndola.

OTRAS ENTRADAS DEL BLOG RELACIONADAS:

22/06/13 – Santa Maradona

No hay comentarios:

Publicar un comentario