jueves, 12 de junio de 2014

Huracán: otro robo más ¿se terminará esta maldición?


Amigos quemeros: no pude ver el partido en directo.. estaba laburando, viajando en una ruta... solo al final del día pude ver un buen resumen de TV para saber que pasó. Primero tuve que 'comerme' los reportajes a los jugadores de Independiente, que el domingo anterior fueron puteados por su gente, llorando sobre el cotillón anticipado; después afirmaron saber ganar finales. Independiente 2-Huracán 0: me fue  imposible no reparar en un nuevo robo que perjudicó al Globo: ¡ese gol de 'Wanchope' Abila increíblemente mal anulado! 

¿Debemos buscar culpables para poder ahogar la bronca? Difícil hablar de merecimientos para este tercer ascenso. La levantada del equipo de Kudelka fue espectacular: 14 partidos sin derrotas, descontándole 13 puntos a Independiente. Me parece que al equipo no se le puede reprochar nada: ¡fuimos más dignos que el rival "camionero"! Es notorio que las figuras del partido fueran el Piti Martínez, del equipo perdedor, y el arquero de Independiente. Párrafo aparte para La Plata colmada de quemeros: digno de un grande.

Tendremos que levantarnos, una vez más ante las adversidades.  ¿Ahora vamos a abandonar, a bajar los brazos? Alguna vez se tiene que terminar esta racha maldita. Si no es contratando un buen brujo, que sea sacando 10 puntos de diferencia a la última fecha, así no nos joden de nuevo ni un referí, un linesman ni un Grondona. ¡En 6 meses nos vemos, amigo cuervo! Abrazo recontra-quemero. Horacio de Olivos. 


Olé 11/06/14. Gustavo Esquivel levantó la bandera y el árbitro Ceballos le anuló el empate a Huracán por un supuesto offside de Wanchope Abila que en realidad no existió: estaba habilitado por más de un metro. Grosero error del primer asistente. Mirá el video.

"... justamente Ábila fue el protagonista de una jugada que pudo haber cambiado el destino del duelo. A los 28 minutos, el delantero conectó de cabeza un centro de Caruso y el balón terminó en la red, pero Diego Ceballos, el árbitro sobre el que De Felippe había posado la sombra de la duda, anuló la maniobra, a instancias de su asistente, por una posición adelantada inexistente...."


"En La Plata, los de Parque Patricios caían con el "Rojo", en el desempate por volver a la 'A'. Ábila cabeceó solo dentro del área y ponía el 1-1 parcial, pero Diego Ceballos, a instancias de su asistente Gustavo Esquivel, anuló el tanto por una presunta posición adelantada que no existió. La igualdad encaminaría el duelo hacia el alargue, pero más tarde los de Avellaneda lo liquidaron y consumaron el ascenso".


"QUE LAS HAY, LAS HAY..." 

SAN MARTÍN (SJ) 3-1 HURACÁN (2007)
Ya había subido a Primera Olimpo y "Santos" y "Quemeros" se disputaban el segundo boleto a la máxima categoría. El "Globo" se impuso 1-0 en la ida y, en tiempo cumplido, le alcanzaba el empate 1-1 que estaba consiguiendo en Cuyo para el regreso. Sin embargo, Daniel Giménez sancionó un polémico tiro libre al borde del área de Huracán en tiempo cumplido, que Brusco cambió por gol. Ese resultado los llevaba al alargue, pero el juez había adicionado 8 minutos y en los segundos finales, Tonelotto le dio el ascenso a los sanjuaninos. El árbitro fue acusado por soborno y no volvió a dirigir oficialmente.

VÉLEZ 1-0 HURACÁN (2009)

Nuevamente, al "Globo" le bastaba un empate en la Fecha 19 de ese Torneo Clausura para gritar campeón. A falta de pocos minutos para el final, con el 0-0 en el score, Joaquín Larrivey le cometió clara infracción al arquero Monzón, que quedó tendido en el piso. Gabriel Brazenas no sancionó la falta y Moralez quebró el marcador (en el primer tiempo ya había mal anulado un gol de Eduardo Domínguez). Otra vez, Huracán quedó al borde de la gloria frente a un arbitraje polémico y, el juez, igual que el antes mencionado, no dirigió más.

INDEPENDIENTE 2-0 HURACÁN (2014)
En La Plata, los de Parque Patricios caían con el "Rojo", en el desempate por volver a la 'A'. Ábila cabeceó solo dentro del área y ponía el 1-1 parcial, pero Diego Ceballos, a instancias de su asistente Gustavo Esquivel, anuló el tanto por una presunta posición adelantada que no existió. La igualdad encaminaría el duelo hacia el alargue, pero más tarde los de Avellaneda lo liquidaron y consumaron el ascenso.



La hinchada de Huracán, en el estadio Unico de La Plata. Los que agotaron las populares en un puñado de horas. Los que dijeron presente, otra vez, a las dos de la tarde de un miércoles laborable. Los que, también otra vez, sufrieron el desencanto de otro despojo. Lo sabe todo el fútbol argentino: esta gente merecía otro desenlace...blog Quemero (Waldemar Iglesias).

La marcha de la bronca. Por Waldemar Iglesias. Clarín 12/06/14. "La primera escena posterior a la certeza del desencanto es un reconocimiento mutuo: Gonzalo Martínez -el Pity para cada uno de los hinchas que agotaron las populares- llora y pide disculpas y ofrece su camiseta con el número diez. Marcos Díaz - superhéroe de la remontada- solloza, arrodillado en el césped de la derrota que lastima. Carlos Arano, Patricio Toranzo y el capitán Eduardo Domínguez -también protagonistas del polémico desenlace de 2009, en Liniers, ante Vélez- tienen una sensación idéntica. De algún modo, ellos se abrazan a la distancia con la gente que los aplaude. El resto de los futbolistas del Globo de Newbery se suman. La impresión es de dolor compartido. Los de adentro y los de afuera, todos en pleno estadio Unico de La Plata, desde ese instante, territorio de malos recuerdos. Más allá de la ilusión rota, también hay bronca. La bronca es por la derrota. Pero también por el modo: a instancias del juez de línea Gustavo Esquivel, el árbitro Diego Ceballos le anuló un gol al delantero Wanchope Abila. El delantero estaba habilitado por Jorge Figal por más de un metro.

Toranzo fue el principal vocero de la bronca de todos: “ Otra vez lo mismo. Otra vez nos perjudican. Es la segunda vez que nos arruinan una final. No le pueden hacer esto a la gente Huracán”. Se refería, claro, a lo sucedido hace un lustro en el José Amalfitani. Agregó el mediocampista: “Vamos a tener que salir a hablar en la semana, porque yo no me aguanto más estas cosas”. También se refirió a los méritos del rival: “Independiente no hizo nada para ganar. Creo que Huracán merecía ascender”. En simultáneo, Abila contaba lo que la televisión ya había corroborado: “Estaba habilitado. Se lo dije al línea. Pero él estaba convencido. Se equivocó claramente”.

Cerca de ellos, el técnico Frank Kudelka le ponía palabras a su sensación y a la derrota: “Era utópico llegar a esta final, pero una vez que llegás acá querés ganar y me duele no haberlo logrado”. Añadió: “ Quería ver a la gente feliz y siento que les fallé. Por ahí no estuve a la altura”. Sin embargo, el público lo eligió para el principal de los reconocimientos: a pesar de la derrota, Kudelka escuchó una ovación rumbo a los vestuarios. Ese grito unánime resultó y resulta un mensaje: los hinchas quieren que el entrenador continúe en Parque de los Patricios incluso después de las inminentes elecciones del 22 de junio. Con él -creen todos en Huracán- comienza la reconstrucción del ánimo y se refunda el obligatorio objetivo de volver a Primera, ese lugar que su historia cuenta que le pertenece. Todo eso podrá suceder, claro, cuando la bronca se transforme en otra cosa: apenas en un incómodo espacio en la memoria".

No hay comentarios:

Publicar un comentario